Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Directorio Institucional de la Cultura
Activos Digitales IAPH
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/11532/313158
Denominación del Bien: Centro Histórico de Carmona (23957)
Título : Vista parcial de una plaza del centro histórico de Carmona
Autor :  Herce Pagliai, Manuel Millán
Fecha: 1-dic-2015
12-oct-2017
Municipio :  Carmona, Sevilla
Descriptores tematicos:  Espacios urbanos
 Paisaje urbano
 Patrimonio inmueble
 Centros históricos
Formato: Digital: medidas: 4134x2759; tamaño: 32.66 MB; formato: Tiff
Resumen : El núcleo urbano de Carmona está situado en una meseta de contorno irregular en el punto más elevado del extremo oriental del Alcor, dominando la rica vega de Corbones. El asentamiento de Carmona es la expresión de su adaptación a las cotas de nivel del terreno y a las variables geomorfológicas del medio físico. Núcleo desarrollado sobre una colina de la cadena de los Alcores, que avanza hacia el nordeste, como una proa sobre el llano terreno de la Vega del Guadalquivir. El aún reconocible Recinto Amurallado ocupa el extremo este del Casco Antiguo y del Núcleo Urbano, el cual se desarrolla hacia el Oeste y el Sur, siguiendo las carreteras de Sevilla y Alcalá. Sus altitudes más significativas son: la Necrópolis Romana, 232,5 m.; la Puerta Sevilla, 217,0 m.; la Plaza San Fernando, 234,0 m.; El Picacho, 247,0 m.; y el Parador, 241,0 m. La estructura urbana de Carmona, reproduce la evolución histórica de la ciudad. Los barrios conservan su trama original, habiendose sustituido únicamente las edificaciones. Hacia el exterior las relaciones con el territorio son claras y con la Ciudad Nueva complejas, se realizan básicamente a través de las Puertas Antiguas. En el interior, está rodeada por un anillo que aparece y desaparece, acercándose a los edificios y deslizándose más allá de la cornisa. Los estrechos adarves sirven para facilitar el acceso a los recogidos interiores del tejido. Parcelas de gran dimensión y corrales o cortinales sin uso actual. Se detectan dos núcleos urbanos bien diferenciados, uno intramuros y otro extramuros. En el primero se observa un trazado islámico en perfecta conservación y en el segundo un trazado cristiano-medieval propio de la expansión posterior a la conquista. La morfología del nuclear islámico es radial, con disposición en orlas concéntricas. Se distinguen tres áreas morfológicas diferentes, que coinciden con los períodos fundamentales del desarrollo de Carmona: Hábitats prehistóricos: Su número es abundante y de diverso tamaño, concentrándose en el escarpe y laderas, en la formación de Los Alcores y a orillas del río Corbones. Los yacimientos conocidos cubren la totalidad del suelo municipal. La Ciudad extramuros: Presenta restos de la Edad de Bronce, del Hierro y Turdetana. Sin embargo los restos más significativos del lugar son romanos. La Ciudad intramuros: ciudad trazada con criterios muy claros, con elementos singulares y determinantes de su estructura, el Cardo Máximo y Decumana, el Foro y la Muralla; topográficamente Carmona es una elevada meseta de fácil defensa estratégica en casi todo su contorno, reforzada por construcciones defensivas. Las tipologías edificatorias de Carmona son uno de los bienes que posee la ciudad. Los aspectos básicos de las tipologías son los siguientes: -Casas populares unifamiliares; son las primitivas casas. Las más antiguas son de construcción mudéjar, tiene una parcela grande con patio o corral y una fachada reducida. Representan la base del entramado urbano dominante en la ciudad. -Casas populares colectivas; proceden de las anteriores. Transformadas por sucesivas divisiones debido a herencias, están ocupadas por diferentes familias. -Casa-palacio o casas señoriales; ocupan grandes parcelas con varias dependencias. Las más importantes corresponden a la vivienda señorial, caracterizadas por la suntuosidad de la decoración y la calidad de los materiales empleados. -Casonas; variante de la casa-palacio, de dimensiones más reducidas ya que desaparecen algunas dependencias. También tienen menos importancia los elementos decorativos de patios y portadas. -Casas urbanas; aparece en los últimos años del siglo XIX. Es una vivienda que en planta repite el esquema de la casa tradicional. La expansión urbana posterior se produciría rodeando este primitivo núcleo y mediante el relleno intersticial de los vacíos existentes entre el primer núcleo y los centros religiosos posteriores. En el siglo XIX las intervenciones se limitan a pequeñas expansiones siguiendo caminos tradicionales.
URI: http://hdl.handle.net/11532/313158
Signatura : 70_0123452
Aparece en las colecciones: Patrimonio Inmueble

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
70_0123452.jpg450,6 kBJPEGVista previa
Ver

Los ítems de IAPH están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.