Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Directorio Institucional de la Cultura
Activos Digitales IAPH
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://hdl.handle.net/11532/313149
Denominación del Bien: Iglesia de San Pedro (17856)
Título : Vista general de la torre
Autor :  Herce Pagliai, Manuel Millán
Fecha: 1-dic-2015
12-oct-2017
Municipio :  Carmona, Sevilla
Descriptores tematicos:  Barroco (Estilo)
 Iglesias parroquiales
 Mudéjar
 Patrimonio inmueble
 Edificios religiosos
Formato: Digital: medidas: 4134x6194; tamaño: 73.29 MB; formato: Tiff
Resumen : Se encuentra situada extramuros de la ciudad muy cercana de la Puerta de Sevilla, concretamente en el arrabal que comenzó a formarse en la Edad Media, donde confluían los caminos de Sevilla, Alcalá del Río y los Alcores. Cuenta con una posición privilegiada, destacando el conjunto edilicio del resto del caserío que lo rodea, por lo que la superposición de volúmenes es muy potente, destacando la cúpula del sagrario, las cubiertas de la nave central y crucero de teja a dos aguas, la linterna del crucero y la torre, inspirada en la Giralda de Sevilla. La construcción del templo puede fecharse en el siglo XV, si bien reformas posteriores alteraron sustancialmente el edificio. Hacia 1565 el arquitecto Hernán Ruiz II elaboró las trazas para la torre, cuya construcción no se concluirá hasta el siglo XVIII. Entre finales del siglo XVI y el primer tercio del XVII se llevó a cabo la construcción de la capilla de la Merced. Sucesivas remodelaciones llevadas a cabo a lo largo del siglo XVIII reformaron las naves, las puertas y la capilla sacramental. Su diseño se debe al arquitecto Ambrosio de Figueroa, fechada en 1760. La iglesia es de planta basilical, con tres naves dividida en cinco tramos, crucero y capilla mayor con cabecera plana. Las naves se encuentran separadas por arcos apuntados que apoyan en medias columnas adosadas a pilares cuadrangulares. En los lados más anchos de los pilares se ubican grandes pilastras toscanas sobre las que cabalga el entablamento que recorre el interior de la iglesia, arrancando de la cornisa las bóvedas que cubren las naves. La central y brazos del crucero se cubren mediante bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones en los tramos, mientras que las laterales con bóveda de arista. En el centro del crucero se sitúa una cúpula sobre pechinas con friso muy moldurado y movido con claras influencias de la de la Iglesia del Salvador de la misma localidad, rematada por linterna, solución utilizada en dos de las capillas que se sitúan en la nave de la Epístola. La capilla del sagrario se encuentra adosada a la capilla de la cabecera del lado de la Epístola. El diseño y las obras fueron llevadas a cabo por Ambrosio de Figueroa, quien plantea un trasunto de la Iglesia de San Luis de Los Franceses de Sevilla, donde se conjugan los grandes ábsides y las cuatro hornacinas abiertas en la base de los pilares coronado el conjunto una cúpula sobre tambor ochavado. Interiormente presenta planta centrada con exedras, simulando cuatro ábsides y al centro la cúpula. Se estructura partiendo de pilastras pareadas que arrancan de las hornacinas dispuestas en los pilares dispuestos entre los ábsides. El tambor distribuye también sus columnas pareadas que alternan con dos hornacinas que flanquean un ventanal rectangular, de los ocho lados sólo cuatro son de iluminación. La distribución de los elementos arquitectónicos del conjunto es muy significativa y estrechamente vinculada a otras obras del autor como la capilla de afuera de la Cartuja de Sevilla, donde es patente el uso en el exterior del ladrillo avitolado, las pilastras y los frontones redondos y triangulares alternados. El tambor de la cúpula se presenta en ladrillo avitolado de planta ochavada, en el que se disponen pilastras pareadas que flanquean un vano moldurado. Los vanos se presentan alternos, uno abierto y otro que presenta un azulejo cerámico de un arcángel, por lo que se encuentran representados los cuatro. Sobre las pilastras corre el entablamento que se curva sobre cada uno de los vanos, al igual que la cornisa que se remata con copetes cerámicos al hilo con las pilastras. La cúpula se encuentra cubierta por tajas de que alternan el blanco y el azul, destinando la división de los lados o nervios el color verde. El conjunto se remata con una escultura que representa a la Fe. El templo cuenta con tres portadas de acceso, una situada a los pies de la nave central, otra en el segundo tramo de la nave del Evangelio y la última entre el segundo y tercer tramo de la nave de la Epístola. La torre se encuentra situada a los pies de la iglesia, adosada a la nave del evangelio, rematada por un cuerpo de campanas inspirado en la Giralda. El fuste o caña presenta en sus frentes una serie de vanos superpuestos, se inicia por un vano de medio punto, a modo de balcón protegido por cristal, flanqueado por medias columnas rematadas en frontón triangular, realizado en ladrillo tallado y avitolado. Sobre este se sitúan superpuestos dos balcones con vanos de medio punto, con antepecho abalaustrado de mármol blanco. Sobre ellos un vano rectangular protegido por celosías, sobre los que corre un arquitrabe bajo el cual se sitúan medias bolas de cerámica. El primer cuerpo es similar al cuerpo de campanas de la Giralda de Sevilla, aunque en menores proporciones. En cada frente presenta tres vanos medio punto peraltado en cada uno de sus frentes, separados por pilastras, siendo los laterales de menor tamaño, sobre los que se sitúan sendos óculos. Sobre las pilastras se asienta un arquitrabe rematado en cornisa que sirve de apoyo al antepecho pétreo con remates piramidales rematados en azucenas, de cuyo centro emerge el segundo cuerpo. Éste cuerpo se eleva sobre un basamento, destacando su forma a modo de arco cuadrifonte, con un vano de medio punto en cada uno de sus frentes con antepecho de balaustres pétreos. Los vanos se encuentran flanqueados por pilastras, presentando columnas toscanas angulares. Sobre las columnas y pilastras corre un arquitrabe con friso decorado, disponiéndose sobre la cornisa un nuevo antepecho de balaustres de planta mixtilínea. Del centro surge el tercer cuerpo que es de planta hexagonal, con un vano de medio punto en cada uno de sus lados flanqueados por columnas sobre las que se asienta un entablamento muy decorado que sirve de sustento al cupulín circular con seis vanos rectangulares entre pilastras mensuladas sobre el que descansa el cupulín que sirve de base a la Giraldilla.
URI: http://hdl.handle.net/11532/313149
Signatura : 70_0123443
Aparece en las colecciones: Patrimonio Inmueble

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
70_0123443.jpg340,49 kBJPEGVista previa
Ver

Los ítems de IAPH están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.