Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Directorio Institucional de la Cultura
Activos Digitales IAPH
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://hdl.handle.net/11532/313418
Denominación del Bien: Iglesia de San Juan Bautista (17705)
Título : Detalle del cuerpo de campanas de la torre
Autor :  Herce Pagliai, Manuel Millán
Fecha: 4-dic-2015
14-oct-2017
Municipio :  Écija, Sevilla
Descriptores tematicos:  Neoclasicismo
 Iglesias
 Capillas (Edificios)
 Patrimonio inmueble
 Edificios religiosos
 Campanarios (Torres)
Formato: Digital: medidas: 2953x4424; tamaño: 37.41 MB; formato: Tiff
Resumen : La actual iglesia de San Juan Bautista se halla establecida en una nave alargada e irregular, producto de la unión de dos capillas contiguas que sobrevivieron al derribo de la antigua iglesia mudéjar. Se accede a ella a través de un patio abierto que es, en realidad, el solar del a iglesia neoclásica que nunca llegó a finalizarse. Este solar se halla cerrado por gruesos muros en los que existen hornacinas que habían de soportar la techumbre del nuevo templo. El presbiterio se halla elevado del resto del a iglesia por dos gradas, siendo su cabecera poligonal. La portada del recinto es un gran vano rectangular coronado por frontón triangular, únicamente decorado con la cruz de San Juan Bautista. A las espaldas del templo, abierta a la calle Archipreste Aparicio, existe una pequeña pero interesante portada. Es una puerta construida en el ángulo que forma la cabecera de la iglesia con la casa contigua a la misma. Fabricada a base de ladrillo en limpio, está formada por un arco trilobulado decorado con pinjantes, sobre el que se sitúa un frontón recto y partido, que abraza una hornacina flanqueada por pilastras de orden jónico, bajo frontón triangular. Por esta puerta se accede a un pasaje descubierto que constituía la entrada secundaria a la iglesia. En ese pasadizo se halla un estanque de piedra adosado al muro de la Capilla Sacramental, decorado con mascarón dieciochesco. La iglesia es el resultado de la anexión de dos de las antiguas capillas que existían en la primitiva iglesia. la Capilla del Sagrario es un espacio cuadrangular cubierto por un casquete esférico sobre pechinas, decorado con motivos del bajo renacimiento. La capilla posee dos camarines superpuestos, abiertos en la pared que ostenta el retablo principal. El inferior es el comulgatorio y el superior es un camarín para la imagen del Crucificado del Olvido; aquél está ricamente decorado con yeserías cuyo motivo principal es el estípite, que adorna la cupulita que se levanta sobre cuatro columnas de mármol. La capilla está presidida por un retablo barroco en el que se utilizaron elementos de acarreo. Contigua a esta capilla y atravesando un arco de medio punto, pasamos a la capilla de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santa Cruz de Jerusalen. Se trata de una nave dividida en cinco tramos, cubiertos con bóveda de cañón y arcos fajones sostenidos por pilastras toscanas. La bóveda genera lunetos ciegos que se decoran con yeserías manieristas. En el lado del Evangelio existe una tribuna elevada donde se sitúa el órgano. Bajo ella, en una capilla colateral, se encuentra la pila bautismal. El crucero se cubre con media naranja sobre pechinas y bóvedas esquifadas en los brazos, presentando hoy decoración pictórica ejecutada en 1945 por los artífices Joaquín Ojeda y Ricardo Comas. En el centro del presbiterio existe una sepultura cubierta con una lápida de mármol. Paralelo a la nave de la iglesa, al lado del Evangelio, existe un espacio residual alargado, que ha sido modernamente adaptada por la Hermandad titular para instalar un museo-exposición. La cabecera de esta nave está ocupada por el retablo mayor. Desde el presbiterio se accede a la Sacristía, cuya planta alta está ocupada por la vivienda del Sacristán. Desde esta sacristía arranca la escalera que sube al camarín de Jesús Nazareno, decorada con azulejos pintados de gran interés, y cerrada con una magnífica puerta de barroca ornamentación. A los pies de la nave y atravesando un rico cancel barroco, se llega al Despacho Parroquial -antigua Colecturía-. Es un recinto cuadrangular cubierto con un magnífico artesonado de vigas plas con labores geométricas renacentistas, sostenidas por modillones lobulados. Entre estas vigas aparecen azulejos de cuenca, con rica policromía y buena conservación. Adosada a la Capilla Sacramental y como resto importantísimo de la iglesia destruida, encontramos la inigualable torre. De planta rectangular, aletones laterales le sirven para hacer la transición a la planta cuadrada del campanario propiamente dicho. Este posee una posee una riqueza ornamental verdaderamente extraordinaria. Tanto el cuerpo campanas, como los superiores, están cubiertos de labores de ladrillo, generando estípites, pinjantes y molduras en forma de placas recortadas superpuestas. Estas delicadas labores aparecen festonadas por aplicaciones de azulejería y relieves con la cruz del Bautista. Hay que destacar también el riquísmo conjunto ornamental que enmarca el balcón principal de la subida a la torre y el ángel de hierro que sirve de veleta de remate.
URI: http://hdl.handle.net/11532/313418
Signatura : 70_0123665
Aparece en las colecciones: Patrimonio Inmueble

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
70_0123665.jpg292,58 kBJPEGVista previa
Ver

Los ítems de IAPH están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.