Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Directorio Institucional de la Cultura
Activos Digitales IAPH
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://hdl.handle.net/11532/313861
Denominación del Bien: Puerta de Carmona (19557)
Título : Vista parcial de la puerta de muralla
Autor :  Herce Pagliai, Manuel Millán
Fecha: 3-dic-2015
17-oct-2017
Municipio :  Marchena, Sevilla
Descriptores tematicos:  Torres defensivas
 Puertas de muralla
 Murallas
 Patrimonio inmueble
 Edificios militares
Formato: Digital: medidas: 4134x2759; tamaño: 32.66 MB; formato: Tiff
Resumen : El recinto de la Alcazaba se ubicaba en la zona norte de la población, en el promontorio de la Mota, un lugar privilegiado desde donde se controlaba todo el territorio. El hecho de encontrarse en una posición más elevada que el resto del cerco amurallado, ya suponía una mayor protección frente al ataque, y además, parte de su trazado se encontraba doblemente protegido por un antemuro o barbacana que tan sólo se ha documentado por el sector nororiental. Al Norte, en el vértice entre dos recintos, el de la Madina y el de la Alcazaba, se construyó una pequeña torre albarrana, conocida como Torre del Oro, poligonal, realizada en tapial, que se conserva hasta la altura del parapeto, pero que en origen sería algo más elevada. Sobre ella se pueden ver los mechinales en los que iban las agujas que utilizaron para la fabricación del tapial, así como las líneas horizontales de unión de los cajones. Aún conserva tres verdugadas decorativas de ladrillos resaltadas y compuestas por cuatro bandas cada una. Parece ser una torre fundamentalmente maciza hasta el cuerpo superior, con una cámara superior abovedada de ladrillos y decorada con pintura de motivos geométricos, a la que se accede por unas escaleras superiores que se ubican en el camino de ronda de uno de los lienzos que se le adosan. Se ubicaba en un punto estratégico, algo escarpado, y desde donde tenían controlada toda la vega de Carmona. Por su costado posterior salían dos lienzos de muralla, uno en dirección noreste y el otro en dirección sur. Ambos presentan un doble muro interno, compartido que hace ángulo con la parte posterior de la torre poligonal. Está realizado en tapial y aún se conserva en la actualidad, gracias a que las construcciones privadas que tenía adosadas fueron eliminadas en el último cuarto del siglo xx. Con respecto al primer lienzo mencionado, se trataba de una de las portadas principales en la que se ubicaba uno de los accesos a la alcazaba. La puerta estaba constituida por un arco de herradura, del que nos ha quedado una imagen muy desvirtuada, producto de diversas reformas. En origen, el lienzo estaría construido en tapial, al igual que el resto del conjunto, sin embargo, hoy día presenta un grueso forro de una fábrica mixta incorporado siglos después. Haciendo un ángulo recto y siguiendo una dirección sur, encontramos el muro de tapial muy fragmentado. Tiene unas reducidas dimensiones, ya que su extremo norte se adosa a la torre poligonal y el sur a una torre cuadrangular, sirviendo de doble pantalla protectora. Se construye por motivos de seguridad, para reforzar una de las zonas principales, el complejo del alcázar. De igual manera, deja ver sus mechinales y las juntas entre los cajones de tapial, aunque los tres cajones del remate superior pertenecen a un momento ligeramente posterior. A continuación, encontramos una torre cuadrangular que presenta un estado deplorable y ruinoso, pero que aún insinúa la planta cuadrada que tendría en origen. Su fábrica es de tapial y por uno de sus lados, aún se pueden observar los cajones que la componían, coincidentes con los del lienzo. La torre estaba adosada al muro de tapial interior, anteriormente citado, que se corta en este punto, y del cual observamos algunos restos que salen por detrás de la torre. Le sigue otro murete más bajo de mampostería realizado en el siglo XX y que se mete por detrás de otro fragmento de lienzo amurallado que aún se mantiene en pie. Este último conserva seis cajones de tapial, aunque los inferiores no se encuentran completos, y sus mechinales, pero el estado en el que persiste es preocupante por la gran cantidad de líneas de rotura estructural que se deben a la inestable cimentación y al desplome de gran parte del propio muro. Todo este conjunto, debido al paso del tiempo, a las guerras que ha soportado desde su creación y a las condiciones atmosféricas, pues al estar en un lugar elevado ha sido siempre una de las zonas más expuestas de toda la población, ha sufrido un deterioro mucho más acelerado que en otros puntos de la muralla.
URI: http://hdl.handle.net/11532/313861
Signatura : 70_0124054
Aparece en las colecciones: Patrimonio Inmueble

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
70_0124054.jpg340,47 kBJPEGVista previa
Ver

Los ítems de IAPH están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.