Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Directorio Institucional de la Cultura
Activos Digitales IAPH
Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://hdl.handle.net/11532/312353
Denominación del Bien: Secadero de tabaco en Purchil (21797)
Título : Detalle de la cubierta del secadero
Autor :  Martín Jaimez, Juan Antonio
Fecha: 23-dic-2015
4-oct-2017
Municipio :  Vegas del Genil, Granada
Descriptores tematicos:  Secaderos de tabaco
 Patrimonio inmueble
 Edificios agropecuarios
Formato: Digital: medidas: 4992x3328; tamaño: 47.56 MB; formato: Tiff
Resumen : Este secadero de tabaco se encuentra situado en la parte central de la Vega de Granada, en la localidad de Purchil, que junto a las localidades de Ambroz y Belicena conforman el municipio de Vegas del Genil en la provincia de Granada. Se trata del secadero de tabaco de mayores dimensiones construido en la Vega de Granada, territorio donde este tipo de construcciones forman parte fundamental del paisaje. La magnífica ejecución y las soluciones constructivas que se derivan de la utilización del ladrillo gafa y de las vigas de hormigón han dotado a este secadero de una robustez fuera de lo corriente en este tipo de construcciones. Esa sea quizás la razón que lo ha mantenido en pie hasta nuestros días. Constructivamente, este secadero se divide en veintiún pórticos, de dos vanos cada uno, colocados a cuatro metros de distancia unos de otros y con una longitud de vano de aproximadamente lo mismo. Normalmente las luces empleadas en la estructura de los secaderos no superaban los cuatro o cinco metros de longitud, colocándose un pilar intermedio en caso de superar esta distancia, creando, como en este caso, dos vanos en cada crujía. Estos pórticos están formados por pilares de ladrillo gafa, unidos con mortero de cemento pobre. Estos ladrillos, de dimensiones aproximadas de 20x10x7 centímetros están colocados de manera ortogonal unos con respecto a otros, conformando un pilar macizo cuadrado de unos 30x30 centímetros. Los pilares se apoyan en un recrecido de argamasa de unos 25 centímetros de altura que recorre todo el perímetro de la construcción y que sirve de cimentación al secadero, además de usarse para darle una mayor vistosidad al conjunto. En este zócalo aparece en determinados puntos unas pequeñas aberturas practicadas a ras de suelo, adinteladas con un ladrillo, por la cual se evacua el agua que pueda entrar al interior. La coronación de estos pórticos se lleva a cabo gracias a unas viguetas prefabricadas de hormigón armado en forma de T que unen los pilares extremos con el pilar central de su mismo pórtico. Igualmente, se usan estos elementos para arriostrar unos pórticos con otros, por lo que aparece al exterior una especie de banda de hormigón prefabricado en sentido longitudinal que corona el cerramiento y hace de cornisa moldura de separación con la cubierta. El pilar central de cada pórtico continúa hacia arriba hasta llegar a la cumbrera de la cubierta, de manera que en él se apoyan los rollizos de madera de chopo que se usan para la formación de pendiente de la cubierta a dos aguas que cubre este secadero. El material de cerramiento usado en esta cubierta es la teja cerámica plana, otro material que refuerza la calidad de esta construcción, normalmente cubiertas con chapas o maderas. Así mismo, el suelo del secadero aparece una solera de hormigón pobre con un pequeño encachado de piedra para evitar que el terreno transmitiera humedad a la cosecha. Entre cada uno de los pilares de ladrillo se coloca el cerramiento, que además servía para arriostrar la propia estructura, evitando su inestabilidad. Este cerramiento está compuesto por una celosía de ladrillos hechos a mano o viejos que se disponen formando una retícula de huecos rectangulares por los que se produce la iluminación y sobre todo la ventilación cruzada necesaria para el curado del tabaco colgado dentro. Las tres primeras calles inferiores de los huecos de esta celosía, aparecen colocados ladrillos en diagonal que recorren dichos huecos, alternando su orientación y creando una composición zigzagueante, siendo este un recurso puramente estilístico. Enmarcando estos paños calados de ladrillo aparecen dos hiladas de aparejo de ladrillo macizo que flanquean por los cuatro lados el cerramiento, y que sirve para una mejor unión con la estructura. Al nivel de cubierta también se favorece esta ventilación, ya que aparece en el caballete de la cubierta una serie de chimeneas destinadas a la salida de aire o humos, en caso de que se practicara aporte calorífico en el interior con hogueras, estufas, etc. Aparecen dos puertas de entrada al secadero, formada por hojas correderas de reja metálica montadas sobre rieles superiores, que se conectan a una viga cargadero que aparece coronando estos huecos. Existe una principal, en la fachada corta que da a la calle y otra secundaria en una de las fachadas largas, entre el octavo y el noveno pórtico comenzando por el más próximo a la calle.
URI: http://hdl.handle.net/11532/312353
Signatura : 70_0122680
Aparece en las colecciones: Patrimonio Inmueble

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
70_0122680.jpg130,11 kBJPEGVista previa
Ver

Los ítems de IAPH están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.